Archivo de la etiqueta: justicia

¿Y si el iceberg del Titanic se llamase Fallo Estructural?

por Manuel Gil Castro

And, in 1912, the paperboy shouted: “Titanic collides against Structural Failure!!!!!!!”

Como en inglés queda un poco a lo Monty Python, mejor uso el Castellano, Castellano de Castilla, y de Castilla la Vieja, metiendo alguna palabra desfasada para mejor comprensión de vuestras mercedes, a quienes dedicaré el cuasi final del mío relato.

Es que de ideas desfasadas va esto, como aquella frase que, a la menor mal dada, decimos los gallegos: ¡éche o que hai! Vamos, que las cosas pasan porque sí. Si una empresa va a la quiebra, es la crisis; si un barco se hunde, será por mala suerte, y si un tren descarrila, pues mala suerte también. Menos “o pedreiro”, que ese “móvecho o veciño”, todo pasa por la mala suerte. Es que siendo tan culpable la mala suerte, cualquier día se ve imputada. Estaría bien que la metiesen entre rejas y, semana tras semana , nos tocase el Euromillón.

Los pensamientos científico o artístico (dos maneras de abordar lo mismo), hace siglos ya, nos dejaron claro que, si no somos conformistas, podemos buscar y hallar respuestas. Curar enfermedades incurables y prevenir catástrofes, que no tenemos por qué sufrir por afición. Indagando se llega a tratar de explicar el funcionamiento de agujeros negros y nebulosas, a poner a un tío en la Luna, o a desplazarnos de un lado al otro del planeta en cuestión de horas. Precisamente los hermanos Wright, hace más de cien años, tardaron uno en construir su primer avión “más pesado que el aire”…

Pero en el siglo XXI se necesitaron once para determinar que la catástrofe del Prestige probablemente se debió a un fallo estructural, a una avería extraordinaria… ¿Es estructural o extraordinario? Porque si tiene fallo estructural lo más ordinario es que “casque” cada dos por tres. Y en cuanto hizo aparición la desalmada avería hubo que improvisar una solución que, sea acertada o no, repito, hubo que improvisar. Sin ningún tipo de protocolo para tal azaroso inconveniente. Cosa normal, pues quién iba a pensar que en Galicia pudiese pasar esto; haberse visto en problemas un petrolero aquí, lo nunca visto. Once años para no decir nada, para no saber nada. Para culpar títeres. Para volatilizar empresas y presuntos. Es lo que tiene este gobierno (o como sería otro made in Spain), y por ende la justicia, que nunca saben nada… y dicen que no se puede saber, de la misma forma que nuestros antepasados decían que tampoco se podía saber por qué llovía más allá de caprichos divinos. Creo que en el PP odian el Meteosat… ¿Se lo cargarán por impertinente?

Y hablando de cosas desfasadas ¿qué opinan de la Constitución? Esa que nos da a los descontentos ciudadanos herramientas de protesta tan eficaces como manifestaciones o huelgas, lo no va más, la última tendencia de la moderna Revolución Soviética. Vas tan tranquilo y de repente te ves envuelto en banderas y pancartas de otros partidos políticos, portavoces que no te representan y cantan himnos que no tienen sentido en un mundo tan diferente. Si nace un Nunca Máis o un 15M es cuestión de horas que se apunten a la fiesta los partidos rivales del gobierno, pervirtiéndolo, haciéndolo suyo, dando oportunidades para criticarlo. ¡Dejadnos en paz!

Esa misma Constitución que se crearon a medida los salientes de la Dictadura (¿salientes?) con algún que otro rojo para disimular y crear un bonito tinglado a gusto, blindados e impunes, con una previsión ejemplar, aquí sí, para que nadie se lo pudiese clausurar.

Hablemos un segundo de economía porque, por aquí, solo se ven dos modelos ideológicos, aunque cueste ponerles nombre: el voraz capitalismo neoclásico o el comunismo, parido por un tío brillante pero ya fuera de contexto. Véase contexto como siglo XXI. El PSOE es eso que nadie sabe qué defiende, andan por ahí y tal, de vez en cuando parece que quieren hablar… criaturas. Y mira que hay teorías económicas modernas, ya no ideologías, ¡ciencia! Unas que hablan de la economía del bien común, entre otras. Todas nos suenan a muy cool, la hostia en verso, pero claro, como no es blanco o negro nos cuesta entenderlo por estas latitudes. Estos economistas locos… ¡Científicos!… Como es sabido por todos, la economía no es una ciencia, es ¡un color! Unos se visten de rojo, otros de azul, pero los que saben algo del cotarro se manejan mejor en el verde.

¿Saben por qué funciona el dinero que tienen en la cartera? Porque es fiduciario, es decir, tiene valor porque la comunidad tiene fe en él. Si el dinero de su bolsillo dejase de tener la confianza de los usuarios, no valdría nada, es solo papel y tendría el valor del papel empleado. La política es igual. La población de un Estado cede el poder a unas determinadas personas para que dirijan las actuaciones a seguir. Con la justicia ídem: los ciudadanos confían en unos profesionales para que determinen la legalidad o no de determinados hechos. Todo este sistema actual se basa en la confianza. Incluyo, cómo no, los mercados y conceptos como la deuda de los países, prima de riesgo, etc, etc. Está tremendamente claro, por tanto, que la primera obligación de un político es mantener esa confianza, porque de la otra manera el sistema estaría viciado y las cosas no podrían funcionar de forma correcta y, si por cualquier motivo, no existe esa premisa para con la mayoría de la población,1 deben tener la responsabilidad de abandonar todos y cada uno de los que hayan contribuido o contribuyan a generar esa desconfianza, sean del partido que sean y estén imputados o no. Abandonar su puesto pagado con dinero público. Hay tantos metidos en temas “turbios” que ya no hay quien distinga “buenos o malos”, todos cómplices. Dirán, erguidos, que la gente confió en ellos en las elecciones, esas donde la primera fuerza política fue la abstención, gran número de nulos, blancos, sin alternativas reales.2 Digámosles, a ver qué pasa, que hagan un referéndum, esa palabra en latín prohibida por “moderna”… a la hoguera con ella.
Como nota de estilo: recomendaría que dejasen de llevar autobuses de señoras y señores a votar, con consignas apocalípticas del fin de las pensiones y otras. O, cuando menos, que después nos dejen esos autobuses a los jóvenes –pagamos el peaje, tranquilos– para ir saliendo del país. El país de los viejos que se creen seguros y de los nuevos en busca y captura. Que seguirá secándose al Sol de los alemanes. Con olor a ajo, naftalina y a rancio. Apuntalando el pasado y temiendo al futuro.

Al final me dejo arrastrar por lo íntimo.

Algún día, na Galiza, o mar nos ía quitar todo o que nos dá, alén das viúvas dos mariñeiros e os días de chapapote, para afundirnos na incompetencia de quen o medo nos mete; porque nos declaramos “inorantes” e nin Rosalía nin Pondal comporían inconformismo na nosa mente. Ben sabido é que nacimos para sufrir, como sofre o amante que, recreado na melancolía e o derrotismo, relaxou a carreira tratando de alcanzar o tren, e perdeu á súa namorada entre rechouchío e avance de ferros vellos, mentres lle esvaraba a man da varanda de subida, e tornándose poeta, culpou ás meigas; esas zorras que perden o tempo só contigo. A única meiga es ti, Galiza, que non sei por que te quero. Que non entendo por que non podo deixar de facelo. E sáeme, nun murmurio, un burleiro “éche o que hai”. Vai ser que os galegos temos algo de poetas.

1 José Juan Toharia, “Científicos y políticos: los polos extremos de la confianza ciudadana”, Blog Metroscopia (El País), http://blogs.elpais.com/metroscopia/2013/01/cientificos-y-politicos-los-polos-extremos-de-la-confianza-ciudadana.html | Volver al texto

2 “Los votos en blanco y los votos nulos sumados constituiría la cuarta fuerza política de España”, 20 Minutos, http://www.20minutos.es/noticia/1059740/ | Volver al texto

Manuel Gil Castro es técnico superior en realización audiovisual por la Escola de Imaxe e Son de A Coruña, estudiante de ADE esporádico, bloguero esporádico, escribe colaboraciones y relatos de manera esporádica. Le encanta la palabra “esporádico-a”. | pleasetickonebox.blogspot.com

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ensayo, H2

De serie

por Kike Benlloch y Pedro Villarejo

De serie por Kike + Pedro

Kike Benlloch (A Coruña, 1974) traballa con computadores, escribe con computadores e ocasionalmente, deseña con boli, lapis… ou computadores. | www.kikebenlloch.com

Pedro Villarejo (Sabadell, 1973) dibuja desde que tiene uso de razón y en eso sigue, empeñado en hacer de sus garabatos su profesión. Ha publicado historietas e ilustraciones en diversas revistas y fanzines, realizado exposiciones de pintura e incluso ilustrado un par de libros. | pedrovillarejo.com

Deja un comentario

Archivado bajo H2, Viñeta

Scraches

por Kike Benlloch y Pedro Villarejo

Scraches por Kike + Pedro

Kike Benlloch (A Coruña, 1974) traballa con computadores, escribe con computadores e ocasionalmente, deseña con boli, lapis… ou computadores. | www.kikebenlloch.com

Pedro Villarejo (Sabadell 1973) dibuja desde que tiene uso de razón y en eso sigue, empeñado en hacer de sus garabatos su profesión. Ha publicado historietas e ilustraciones en diversas revistas y fanzines, realizado exposiciones de pintura e incluso ilustrado un par de libros. | pedrovillarejo.com

Deja un comentario

Archivado bajo H2, Viñeta

de 07:00 a 14:30

por Diego Mariño Sánchez

a Sonia

Ella limpia cada día los suelos del portal con sus lágrimas,
se me caen, diez portales, doble escalera, de 07:00 a 14:30

ella me mira agrietada ante una pared, rostro oscuro, rostro
atormentado de niña de cuarenta años, a veces hasta me
da rabia estar viva, diez portales, doble escalera, de 07:00 a
14:30

ella por el descansillo suplicante como una maría con un
hueco en el regazo, tres niños, viuda a los veintisiete, mis
padres los visten y los calzan, diez portales, doble escalera, de
07:00 a 14:30

ella no vierte lejía sobre la superficie marmórea de la
comunidad, usa un producto diferente (de un perfume que
viene ahora a mi memoria…), no soporto hacer mal mi
trabajo, diez portales, doble escalera, de 07:00 a 14:30

ella aferrada a su desesperación como a una rueda dentada
que gira chirriando en mi mente, cuando camino por los
patios grises y vacíos a mediodía ¿tú sabes lo que me duele
pedirles dinero? diez portales, doble escalera, de 07:00 a
14:30

ella como un embalse en un terremoto, repentina e incesante
como una flecha que no termina nunca, como una flecha de
sangre en el ojo derecho, como una flecha que mana de ti a mí,
como una flecha bajo la ceja, en la esquina de la frente,
puntiaguda, afilada, minúscula (infinitesimal) y profunda,
rabia de estar viva, diez portales, doble escalera, de 07:00 a
14:30, 470 euros al mes, Servicios de Limpieza PROALTIR S.A.

Diego Mariño Sánchez (Melide, 1979), doctor en Historia por la Universidad de Santiago (2007) con la tesis Historiografía de Dioniso, publicada por la USC. En proceso de publicación de la obra Injertando a Dioniso (edit. Akal). Co-autor de la película Diegos Gedichte (Os poemas de Diego), presentada en el CGAI en Octubre del 2007. Autor de los poemarios inéditos: pausas, depresión y poemas de los 30 años. Actualmente profesor de Historia en el Colegio Obradoiro (A Coruña) y guía oficial de turismo de Galicia.

Deja un comentario

Archivado bajo H2, Poesía

To You / A ti

by Walt Whitman
With a drawing by | Con un dibujo de Ana Kun
Spanish version by | Versión en español de Joaquín Lameiro Tenreiro

To You

Whoever you are, I fear you are walking the walks of dreams,
I fear these supposed realities are to melt from under your feet and hands,
Even now your features, joys, speech, house, trade, manners, troubles, follies, costume, crimes, dissipate away from you,
Your true soul and body appear before me.
They stand forth out of affairs, out of commerce, shops, work, farms, clothes, the house, buying, selling, eating, drinking, suffering, dying.

Whoever you are, now I place my hand upon you, that you be my poem,
I whisper with my lips close to your ear.
I have loved many women and men, but I love none better than you.

O I have been dilatory and dumb,
I should have made my way straight to you long ago,
I should have blabb’d nothing but you, I should have chanted nothing but you.

I will leave all and come and make the hymns of you,
None has understood you, but I understand you,
None has done justice to you, you have not done justice to yourself,
None but has found you imperfect, I only find no imperfection in you,
None but would subordinate you, I only am he who will never consent to subordinate you,
I only am he who places over you no master, owner, better, God, beyond what waits intrinsically in yourself.

Painters have painted their swarming groups and the centre-figure of all,
From the head of the centre-figure spreading a nimbus of gold-color’d light,
But I paint myriads of heads, but paint no head without its nimbus of gold-color’d light,
From my hand from the brain of every man and woman it streams, effulgently flowing forever.

O I could sing such grandeurs and glories about you!
You have not known what you are, you have slumber’d upon yourself all your life,
Your eyelids have been the same as closed most of the time,
What you have done returns already in mockeries,
(Your thrift, knowledge, prayers, if they do not return in mockeries, what is their return?)

The mockeries are not you,
Underneath them and within them I see you lurk,
I pursue you where none else has pursued you,
Silence, the desk, the flippant expression, the night, the accustom’d routine, if these conceal you from others or from yourself, they do not conceal you from me,
The shaved face, the unsteady eye, the impure complexion, if these balk others they do not balk me,
The pert apparel, the deform’d attitude, drunkenness, greed, premature death, all these I part aside.

There is no endowment in man or woman that is not tallied in you,
There is no virtue, no beauty in man or woman, but as good is in you,
No pluck, no endurance in others, but as good is in you,
No pleasure waiting for others, but an equal pleasure waits for you.

As for me, I give nothing to any one except I give the like carefully to you,
I sing the songs of the glory of none, not God, sooner than I sing the songs of the glory of you.

Whoever you are! claim your own at any hazard!
These shows of the East and West are tame compared to you,
These immense meadows, these interminable rivers, you are immense and interminable as they,
These furies, elements, storms, motions of Nature, throes of apparent dissolution, you are he or she who is master or mistress over them,
Master or mistress in your own right over Nature, elements, pain, passion, dissolution.

The hopples fall from your ankles, you find an unfailing sufficiency,
Old or young, male or female, rude, low, rejected by the rest, whatever you are promulges itself,
Through birth, life, death, burial, the means are provided, nothing is scanted,
Through angers, losses, ambition, ignorance, ennui, what you are picks its way.

The works of Walt Whitman are under the public domain | La obra de Walt Whitman es de dominio público

To You / A ti by Ana Kun

To You / A ti by Ana Kun

A ti

Quienquiera que seas, temo que camines los caminos del sueño,
temo que estas supuestas realidades vayan a desvanecerse bajo tus pies y tus manos;
ahora mismo tus rasgos, gozos, habla, casa, empresas, modales, problemas, veleidades, vestimenta, crímenes se esfuman lejos de ti
y tu alma y cuerpo verdaderos se muestran frente a mí,
emergen libres de negocios, libres de comercio, tiendas, trabajo, granjas, ropas, la casa, comprar, vender, comer, beber, sufrir, morir.

Quienquiera que seas, ahora yo poso mi mano sobre ti, pues tú serás mi poema;
susurro con mis labios pegados a tu oído:
he amado a muchas mujeres y hombres, pero a ninguno he amado más que a ti.

Oh, he sido tardío y torpe;
debería haberme abierto camino hacia ti hace mucho,
de mis labios solo tú deberías haber salido, solo tú deberías haber sido mi canción.

Lo dejaré todo y vendré y haré himnos para ti;
nadie te ha comprendido, pero yo te comprendo;
nadie te ha hecho justicia, tú mismo no te has hecho justicia;
nadie ha encontrado en ti más que imperfección, yo soy el único que no encuentra esa imperfección;
nadie ha buscado más que subyugarte, yo soy el único que no consiente tu yugo;
Yo soy el único que no coloca sobre ti ni amo, ni dueño, ni mejor, ni Dios más allá del que aguarda en tu interior.

Los pintores han pintado siempre a las masas abigarradas en torno a un personaje
y un nimbo de luz dorada que emana de la cabeza de ese personaje.
Pero yo pinto miríadas de cabezas, y ninguna pinto sin su nimbo de luz dorada;
brota de mi mano, del cerebro de cada hombre y mujer, y fluye fulguroso hacia el infinito.

¡Qué grandezas y glorias podría cantar de ti!
Tú no sabes lo que eres, toda tu vida ha sido un dormitar sobre ti mismo,
la mayor parte de tu vida la has pasado como con los párpados cerrados.
Todo lo que has hecho no te ha rendido más que burlas
(tus ahorros, tus conocimientos, tus oraciones, ¿qué te han rendido sino burlas?)

Estas burlas no son tú.
Bajo ellas, en su interior, veo cómo acechas.
Te busco allí donde nadie te ha buscado.
El silencio, el despacho, el gesto indiferente, la noche, el día a día; si todo esto te esconde de los otros o de ti mismo, no te esconde de mí.
La cara afeitada, la mirada vacilante, la complexión débil; si esto ha entorpecido a los otros, no me entorpece a mí.
El descaro en el vestir, las costumbres viciosas, la embriaguez, la codicia, la muerte prematura; todo esto yo lo dejo a un lado.

No hay don en hombre o mujer que no se halle inscrito en ti;
no hay mayor virtud o belleza en hombre o mujer de la que hay en ti,
ni mayor coraje o entereza en los otros que en ti;
ningún placer aguarda a los otros que no te aguarde a ti.

En cuanto a mí, a nadie doy nada que no te dé en idéntica medida a ti;
no canto a la gloria de nadie, ni siquiera a la de Dios, antes que a la tuya.

¡Quienquiera que seas: reivindícate sin temor!
Los espectáculos de Oriente y Occidente son insulsos comparados contigo.
Las inmensas praderas, los ríos interminables: tú eres inmenso e interminable como ellos;
la furia de los elementos, las tormentas, las fuerzas de la Naturaleza, la angustia ante la destrucción inminente, tú las señoreas a todas;
señoreas con pleno derecho sobre la Naturaleza, los elementos, el dolor, la pasión, la destrucción.

Los grilletes caen de tus tobillos, sientes una suficiencia inquebrantable,
joven o viejo, hombre o mujer, tosco, vulgar, rechazado por el resto,
lo que eres se propaga.
A través del nacimiento, la vida, la muerte, el entierro… se proveen los medios; nada se escatima.
A través de la ira, la pérdida, la ambición, la ignorancia, el hastío… lo que eres se abre camino.

Walter “Walt” Whitman (May 31, 1819 – March 26, 1892) was an American poet, essayist and journalist. A humanist, he was a part of the transition between transcendentalism and realism, incorporating both views in his works. Whitman is among the most influential poets in the American canon, often called the father of free verse. His work was very controversial in its time, particularly his poetry collection Leaves of Grass, which was described as obscene for its overt sexuality. (From “Walt Whitman” at Wikipedia, the free encyclopedia)

Ana Kun was born in one very cold winter, sometime around noon. She waited quietly until she could go to the Fine Arts High School in the 5th grade, determined to be a graphic artist as soon as possible. Now, 20 years later, she has a BA in Graphics (Faculty of Arts and Design), a MA in Creative Writing (Faculty of Letters and Theology) and a magical 7 years experience in graphic design. Ana feels ready to see her dream come true: to doodle super colorful drawings and mega intricate texts, if possible on the same paper. Visit anakun.com

Joaquín Lameiro Tenreiro nació en A Coruña en 1982. Es licenciado en Filología Hispánica por la Universidade da Coruña, en donde actualmente realiza su tesis doctoral y otros trabajos de investigación sobre las Vanguardias Históricas y la literatura hispanoamericana. Ha publicado poesía y relato breve en varias revistas y fanzines, en gallego y en español.

Deja un comentario

Archivado bajo H2, Poesía, Traducción

TRES TANKAS

por Leonardo Rossiello

 

Pende el ahorcado.
La justicia ha fallado:
queda pendiente.
La suerte no le vale;
una pena, la muerte.

Los que mataron
a los que han matado
¿dónde se encienan?
La canalla se calla
en la espera del tiempo.

Un niño hurga;
busca cartón y pan.
Miga de gente,
mueca del desamparo,
¿cómo será de grande?

 

Leonardo Rossiello Ramírez (Montevideo, 1953) es profesor e investigador universitario en Suecia y autor de obras narrativas, teatrales y de poesía. Ha recibido premios nacionales de literatura en dos ocasiones y galardones internacionales, como el Premio Juan Rulfo de cuento otorgado por La Maison de l’Amérique latine de París y el de novela corta Álvaro Cepeda Samudio, en Colombia.

Deja un comentario

Archivado bajo H1, Poesía