Archivo de la etiqueta: derechos humanos

Comunicado de condena de la «Operación Margen Protector»

[Descargar el comunicado en PDF]

Los miembros del Grupo HORIZONTAL de resistencia intelectual y artística, reunidos en Asamblea Permanente, han decidido por unanimidad la publicación del siguiente comunicado, con fecha de 8 de agosto de 2014, en relación a los crímenes de guerra perpetrados por el Estado de Israel en el territorio ocupado de Gaza durante las últimas semanas:

Comunicado de condena de los crímenes de guerra cometidos por el Estado de Israel en el territorio ocupado de Gaza

  • Los miembros del Grupo HORIZONTAL de resistencia intelectual y artística condenamos los ataques indiscriminados que, bajo el nombre de «Operación Margen Protector», el ejército del Estado de Israel está llevando a cabo contra la población civil de Gaza y consideramos que dichos ataques son contrarios al Derecho Internacional y suponen crímenes de guerra y de lesa humanidad.
  • Condenamos la ocupación ilegal del territorio de Gaza por las fuerzas armadas israelíes.
  • Rechazamos la justificación de Israel y de sus aliados según la cual la matanza de civiles en Gaza es una respuesta a los ataques con cohetes perpetrados por Hamás en territorio israelí. La respuesta de Israel no respeta los principios de proporcionalidad y cautela, tanto en términos de los objetivos (en su gran mayoría civiles, entre ellos niños) como de la utilización de la fuerza. Además, no se debe olvidar que Israel es la potencia colonizadora y Gaza el territorio colonizado, y que Israel ha violado de manera sistemática las resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acerca de la ilegalidad de la ocupación de Gaza.
  • Por todo ello, nos sumamos al movimiento de denuncia internacional que solicita la suspensión inmediata, incondicional y permanente de toda operación militar israelí en Gaza y la declaración en términos inequívocos de la matanza de Gaza como crimen de guerra y de lesa humanidad por parte de la comunidad internacional y, en especial, de la ONU y de sus Estados miembros.
  • Consideramos indispensable la rendición de cuentas de los responsables del Gobierno y del Ejército israelíes ante un tribunal independiente que se ajuste a los principios del Derecho Internacional.
  • Solicitamos la retirada inmediata, incondicional y permanente de toda presencia militar y policial israelí en Gaza y la reparación completa de la población legítima del territorio por los abusos cometidos por Israel durante su ocupación. Hasta que dicha retirada no se produzca, instamos a la comunidad internacional y, en especial, a la ONU y a sus Estados miembros a que mantengan un embargo del comercio de armas con Israel por tiempo indefinido. Tal embargo debe poseer carácter vinculante en términos del Derecho Internacional y establecer medidas de responsabilidad legal para aquellos Estados que lo incumplan.
  • Acusamos a los gobiernos occidentales y, en particular, a los gobiernos de los Estados Unidos de América y de la Unión Europea y sus Estados miembros, incluyendo España, de justificar, de manera explícita o implícita, la ocupación de Gaza por parte de Israel y de consentir la matanza de civiles al no pronunciarse en términos inequívocos contra tal matanza, al no declararla un crimen de guerra y al apoyar la versión del Estado israelí según la cual la intervención militar en Gaza es una respuesta a un ataque previo de grupos armados palestinos, obviando los principios de proporcionalidad y cautela y el hecho de que Israel es la potencia colonizadora y Gaza el territorio ocupado.
  • Denunciamos la parcialidad y la falta de ética periodística de los medios de comunicación oficialistas de Occidente, que apoyan de modo preferente o exclusivo la versión de Israel respecto a los hechos ocurridos en Gaza, aun a sabiendas de su falsedad, en un intento por manipular a la opinión pública y servir a los intereses del capitalismo internacional y de sus poderes fácticos.

Suscriben este comunicado los miembros del Grupo HORIZONTAL de resistencia intelectual y artística:

Raquel Bra Núñez
Violeta González Forte
Joaquín Lameiro Tenreiro
Xavier Morón Dapena
Arene Román Fariza
Ana Isabel Sánchez Acevedo
Inmaculada Sánchez Sánchez
Víctor Manuel Sanchis Amat

A 8 de agosto de 2014.

Grupo HORIZONTAL de resistencia intelectual y artística
http://grupohorizontal.org/
grupohorizontal@gmail.com

Se envía copia de este comunicado a los siguientes destinatarios:

Instituciones
Gobierno de España
Excmo. Sr. José Manuel García-Margallo
Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación
informae@maec.es

Excmo. Sr. Gonzalo de Benito Secades
Secretario de Estado de Asuntos Exteriores
se.aex@maec.es

Embajada de Israel en España
Excmo. Sr. Alon Bar
Embajador de Israel en España
info@madrid.mfa.gov.il

Partidos políticos de ámbito estatal con representación en las Cortes Generales
Sra. Mª Dolores de Cospedal García
Secretaria General del Partido Popular
atencion2@pp.es

Sr. Pedro Sánchez Pérez-Castejón
Secretario General del Partido Socialista Obrero Español
infopsoe@psoe.es

Sr. Cayo Lara Moya
Coordinador Federal de Izquierda Unida
info@izquierda-unida.es

Sra. Rosa Díez González
Portavoz de Unión, Progreso y Democracia
prensa@upyd.es

Medios de comunicación

Diario El País
CartasDirector@elpais.es

Diario El Mundo
cartas.director@el-mundo.es

Diario La Razón
internet@larazon.es

Diario ABC
cartas@abc.es

Le Monde diplomatique en español
admon@mondiplo.com

Público.es
internet@publico.es

eldiario.es
contacto@eldiario.es

infoLibre.es
contacta@infolibre.es

RTVE
rtve.dircom@rtve.es

Cadena Ser
promoser@cadenaser.com

Cadena Cope
internet.usuarios@cope.es

ADVERTENCIA

Las opiniones expresadas en este comunicado son responsabilidad exclusiva de los miembros del Grupo HORIZONTAL de resistencia intelectual y artística. Los colaboradores externos de la Revista HORIZONTAL no están vinculados en modo alguno con este comunicado y están exentos de toda responsabilidad respecto a las opiniones vertidas en él.

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicado, H3

Días no Imperio II o La inundación

una serie de Xavier Dapena
[ver las crónicas anteriores]

“Puedes matarme si quieres,
mi amor no lo matarás,
tengo la esperanza puesta
en volverte a conquistar,
que una vez te diste entera,
nunca lo podré olvidar,
amor.

Puedes quitarme el aire
que preciso pa’ vivir
pero no podrás quitarme
la fuerza que nació en mí
cuando mujer, cuerpo y alma
me diste en el mes de abril,
amor.

Quítame la cordillera,
quítame también el mar,
pero no podrás quitarme
que te quiera siempre más:
lo que entre dos se ha sembrado
entre dos se ha de cuidar,
amor”

Ángel Parra, Canción de amor

“La razón es el recurso para refinar las prácticas del poder,
y más específicamente del uso del poder”

Carlos van der Linde, “¡Yo mando aquí!”

A la camarada Rucia.

A ti, más que a nadie.

“¿Quién era Salvador Allende?” dije.

Rucia vuelve otra vez a cantar y “Wiyanna” será la última palabra que gritarás.

Aunque debo acabar el artículo, me dispongo a preparar la clase de una mañana inusitadamente húmeda. Quisiera decir que dedico mucho tiempo a prepararla, pero la realidad es que suelo improvisar. Cuando en un mes de abril de 1998 Derrida pronunció su conferencia titulada La universidad sin condición en Stanford, consideraba que la universidad debería ser un ámbito de resistencia de todo poder (por mucho que esta palabra le duela a Jameson), con “el derecho primordial a decirlo todo, aunque sea como ficción o experimentación del saber, y el derecho a decirlo públicamente, a publicarlo”. Con esa frase de Derrida y aquella de Miles Davis que dice “No temas a los errores. No hay ninguno” empecé titubeante la clase de este último 11 de septiembre de lluvias torrenciales. El mismo septiembre del “vamos andando, Rucia…” y de ese momento, Wesley, en que no dudarás.

La amenaza del agua llevó a un empapado Carlitos van der Linde en bañador y chanclas a plantarse ante mi puerta. El gobernador de Colorado declaró la situación de emergencia en 14 condados. 11.000 personas han sido desalojadas y las sirenas colapsan de reclamos la ciudad como si se extendiera la batalla, como si la fuerza aérea hubiera bombardeado las torres de Radio Portales y Radio Corporación. Y Rucia canta “puedes quitarme el aire que preciso pa’ vivir…”. Ajeno al mundo, disfrutaba de la resistente y constante lluvia, como en Galicia. Pero es Boulder, el lugar semidesértico al pie de las Rocosas, ahora convertido en ciudad-bosque y que sufre las peores inundaciones en cien años, como nos recuerdan las alarmas. Y bromeo, producto de mi hartazgo o mi ignorancia… “Que vienen los comunistas…” y mi amigo se ríe. “Bueno o son comunistas o son zombies pero lo de la sirena no es normal” afirmo. Y Rucia sigue cantando “tengo la esperanza puesta…”. Y al leerme Carlitos desde mi sofá, me repite “pelaíto, sé diáfano…”.

Te atreverás, Wesley, a pedirle para salir un día de San Valentín, porque es “la fuerza que nació en mí…”. El amor es un anacronismo esencial, decimonónico dicen, que padecemos en los tiempos del poliamor. Me enteraré de vuestra vida en el transcurso de los días. Ellos se conocían desde niños, y el paso a la adolescencia había motivado aquella hermosa historia entre Wesley y Wiyanna, ambos de apenas diecinueve años. Será otro 11 de septiembre cuando cuatro amigos regresan en coche de una fiesta de cumpleaños en Boulder. Las lluvias acrecientan el peligro del retorno por esta carretera secundaria y el agua y las rocas comienzan a golpear el vehículo. Y Rucia se vuelve y canta “quítame también el mar…”

Yo preparé mi clase. En día tan señalado había cosas que recordar. Les espeté “¿Qué sucedió el 11 de septiembre?” y la mayoría, sin saber si hablaba en serio como siempre, ponía ese rostro particular y recurrente ante el comentario extemporáneo. Apenas 10 años alcanzaban en su mayoría, cuando sucedió el ataque a las Torres Gemelas. Alguien recordó el acontecimiento, pues forma parte de la configuración de la psique norteamericana, y yo les pregunté si conocían algo más. Si no sabían de ningún otro 11 de septiembre. Tuve que ayudarles y escribí muy lentamente en la pizarra “1973”.

Mientras ella canta “lo que entre dos se ha sembrado…”, temblarás, Wesley, como nunca, este 11 de septiembre. La histeria os corroe. El torrente envuelve el coche, como si la calle se hubiera convertido en océano y en la radio repicara una triste canción. Intentarás subir al techo del Subaru para manteneros a salvo. Emily y Nathan lo conseguirán. Tú mirarás al amor de tu vida a los ojos pues “…entre dos se ha de cuidar, amor”. Subirás, porque no queda otra pues el agua está entrando desmedida. Ayudarás a Wiyanna pero vuestras manos se soltarán. Ella caerá al agua y desaparecerá en la corriente. Gritarás. Gritarás su nombre. Mirarás a Emily. Y ni siquiera un instante. Ni siquiera un instante dudarás en saltar al agua para salvarla, pues “mi amor no lo matarás…”

Y pregunto “¿Quién era Salvador Allende?”. Nadie levanta la mano. Repito la pregunta. “¿Quién era Salvador Allende?” y una mano se alza entre la clase. Una voz temblorosa dice: “Allende fue un gran líder que creía verdaderamente en la igualdad para todos y esta creencia y el poder de su voz entre la gente asustó a los poderosos, especialmente a los Estados Unidos”. Habla a la clase Franky Navarrete, que se declara descendiente de chilenos. Yo les pongo fragmentos del último discurso del presidente “colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo” y su voz se extiende por la sala, pues parece que la fuerza Aérea ha bombardeado las torres de radio. Las alarmas. No niego mis fuentes, les hablo de diferentes páginas como Marxists.org y el National Security Archive de la Universidad George Washington, donde se encuentran los documentos desclasificados de la CIA y el FBI, por si tenían dudas. “La razón es el recurso para refinar el uso del poder” me dice al oído Carlitos. Y Franky prosigue: “Estados Unidos ayudó a un golpe militar, que asesinó al democráticamente elegido Allende y puso en su lugar al dictador Augusto Pinochet. Pinochet durante diecisiete años destruyó el país, asesinando, torturando, deteniendo y haciendo desaparecer a miles de personas” y el silencio embargó a la clase.

“Nunca lo podré olvidar, amor” canta Rucia y las históricas inundaciones del pasado septiembre se llevan por delante ocho vidas. Tardarán en encontrar vuestros cadáveres, Wesley. Tus amigos, Nathan y Emily, relatarán su experiencia a diversos medios nacionales mientras vuestras madres sollozan y balbucean “ellos fueron una pareja tan linda”. Las lágrimas asoman a los rostros, a su rostro… “Entre los miles de desaparecidos –dice Franky–, estaba mi prima segunda Muriel Dockendorff Navarrete, miembro del Movimiento de Izquierda Revolucionaria que fue torturada hasta la muerte con un hijo en sus entrañas”.

Y la voz de Rucia me susurra de nuevo “tengo la esperanza puesta…”. Este 11 de septiembre, Franky (Francesca) Navarrete no sabe que, al reducirse su beca año tras año, tendrá que trabajar más horas para afrontar la matrícula y se verá obligada una semana después a dejar mi clase. Hoy lucha desde el departamento de Ecología y Biología Evolutiva en los órganos de gobierno de la Asociación de Estudiantes y de la Universidad, para cuyos cargos tuve el placer de votarla.

Rebusco información. Debo contrastar su historia y acabo en la páginas sobre los desaparecidos de la dictadura chilena. Encuentro un archivo sobre Muriel Dockendorff y diversos testimonios… Cuenta la actriz Gloria Laso, compañera de prisión de Muriel, o camarada Rucia como era conocida, que fue en septiembre cuando la asesinaron. Recuerda en sus declaraciones la risa y las palabras de los hombres. “Ya Muriel, a ti te toca, vamos andando, Rucia, apúrate que te están esperando…” dijo un asesino. Y, recuerda también, que Muriel cantaba insistentemente una canción. Una canción que crispaba los nervios de los guardianes. Una canción de Ángel Parra. Una canción de amor que decía: “Puedes matarme si quieres, mi amor no lo matarás…”

Xavier Dapena anda perdido en un departamento de Español en el Oeste americano, aunque acostumbra a rezarle a Borges y a Virginia Woolf todas las noches. Procura restringir sus escarceos sexuales a eso que algunos llaman literatura y todos los géneros subyacentes: la televisión, el cine, los cómics, la historia, la filosofía… No tiene teléfono, y suele responder tarde, con una sonrisa y silbando en este “campo de batalla constante”. Días no Imperio es el título de un poemario del poeta, periodista y, en ocasiones, músico Dani Salgado.

Deja un comentario

Archivado bajo Crónica, H3

De serie

por Kike Benlloch y Pedro Villarejo

De serie por Kike + Pedro

Kike Benlloch (A Coruña, 1974) traballa con computadores, escribe con computadores e ocasionalmente, deseña con boli, lapis… ou computadores. | www.kikebenlloch.com

Pedro Villarejo (Sabadell, 1973) dibuja desde que tiene uso de razón y en eso sigue, empeñado en hacer de sus garabatos su profesión. Ha publicado historietas e ilustraciones en diversas revistas y fanzines, realizado exposiciones de pintura e incluso ilustrado un par de libros. | pedrovillarejo.com

Deja un comentario

Archivado bajo H2, Viñeta

Scraches

por Kike Benlloch y Pedro Villarejo

Scraches por Kike + Pedro

Kike Benlloch (A Coruña, 1974) traballa con computadores, escribe con computadores e ocasionalmente, deseña con boli, lapis… ou computadores. | www.kikebenlloch.com

Pedro Villarejo (Sabadell 1973) dibuja desde que tiene uso de razón y en eso sigue, empeñado en hacer de sus garabatos su profesión. Ha publicado historietas e ilustraciones en diversas revistas y fanzines, realizado exposiciones de pintura e incluso ilustrado un par de libros. | pedrovillarejo.com

Deja un comentario

Archivado bajo H2, Viñeta

Égalité

por Kike Benlloch y Pedro Villarejo

"Égalité" por Kike Benlloch y Pedro Villarejo

Thousands demonstrate in Paris against gay marriage: “ÉGALITÉ (but not that much)”

Milliers manifestent à Paris contre les mariages homosexuels: “ÉGALITÉ (mais pas trop)”

28 de junio, Día Internacional del Orgullo LGBT
June 28th: International LGBT Pride Day
28 juin : Jour International de la Fierté LGBT

Kike Benlloch (A Coruña, 1974) traballa con computadores, escribe con computadores e ocasionalmente, deseña con boli, lapis… ou computadores. | www.kikebenlloch.com

Pedro Villarejo (Sabadell 1973) dibuja desde que tiene uso de razón y en eso sigue, empeñado en hacer de sus garabatos su profesión. Ha publicado historietas e ilustraciones en diversas revistas y fanzines, realizado exposiciones de pintura e incluso ilustrado un par de libros. | pedrovillarejo.com

Deja un comentario

Archivado bajo H2, Viñeta

JANO


Alejandro Viñuela Agra, “Jano” es Licenciado en Bellas Artes por la facultad de Pontevedra y ha ganado premios como el Injuve en el 2002, el Certame Ourense en el 2003 o el Golden Globos 2011. Trabaja como historietista, ilustrador y diseñador gráfico.

 

Deja un comentario

Archivado bajo H1, Viñeta

TRES TANKAS

por Leonardo Rossiello

 

Pende el ahorcado.
La justicia ha fallado:
queda pendiente.
La suerte no le vale;
una pena, la muerte.

Los que mataron
a los que han matado
¿dónde se encienan?
La canalla se calla
en la espera del tiempo.

Un niño hurga;
busca cartón y pan.
Miga de gente,
mueca del desamparo,
¿cómo será de grande?

 

Leonardo Rossiello Ramírez (Montevideo, 1953) es profesor e investigador universitario en Suecia y autor de obras narrativas, teatrales y de poesía. Ha recibido premios nacionales de literatura en dos ocasiones y galardones internacionales, como el Premio Juan Rulfo de cuento otorgado por La Maison de l’Amérique latine de París y el de novela corta Álvaro Cepeda Samudio, en Colombia.

Deja un comentario

Archivado bajo H1, Poesía

OCIO, NEGOCIO, ESTUPIDEZ Y MALICIA. CONSIDERACIONES MÍNIMAS SOBRE EL PRESENTE

por Eva Valcárcel

 

Todo existente que se aleja de la naturaleza desaparece.

Pero la naturaleza no acepta copias ni suplantaciones. Aunque el hombre sí. La estupidez primero, la malicia como instrumento de los hábiles, y la candidez tenebrosa o la ingenuidad maligna después, lo llevan a crear reservas, no lugares en los que su depredación se modere con el solo interés propio, interés en tener dejando morir. Podríamos hablar de animales salvajes o de habitantes de naciones en vías de desarrollo, o de mujeres.

Parece que el hombre se ha alejado de su naturaleza y muere. El niño juega con gatitos y cerditos de plástico, en un acercamiento neutro y sin conflictos, pero cuando crece es educado para que se aleje de todo lo que no sea civilización, es decir, sociedad normalizada y legislada, igual; pretendidamente sofisticada y evolucionada.

Evolucionada ad infinitum. Sociedad de bienestar, pretendidamente lejos del moco del pavo y con seguridad cerca de las babas del diablo. Ese grupo humano, éste, el que me es coetáneo, alejado de su bios puede ser conducido al redil sin rebelión. Y los animales de la granja son, también en el ejemplo orwelliano, existencia desnuda, matan y dejan vivir, piensan por su cuenta, actúan, no se dejan morir legislados por los conductores sociales.

Lujo o mierda. La natural incomoda, y los gestos sociales insisten en el modelo civilizado, en el que la defecación creada se entiende como lujo necesario, se consume, se mastica con delectación. Su digestión produce flato pero eso se arregla con remedios creados por el mismo sistema, que produce remedios nuevos contra el remedio último, y así sucesivamente, en una cadena de despropósitos que llega a exhibir, como resultado, la ignorancia y la codicia, la ignodicia, en un gesto de arrogancia por su volumen de negocio.

Los niños bien educados, con su correcta inteligencia escolar, prefieren sapos de plástico, porque son suaves y no huyen a sus caricias, y sus padres jardines de plástico porque no hay que pagar al jardinero y el jardinero, bambú de plástico, porque el que usted tiene mancha mucho, porque se le caen las hojas.

Estupidez, porque nos ha tocado de chiripa ser la especie dominante. Estupidez y malicia, conjunción de éxito. El que ignora no tiene conciencia y actuará naturalmente contra la naturaleza, contra el otro, decididamente y sin fisuras morales.

No ser normal, no tener razón, entender como un mal aquello de lo que se enorgullece nuestro grupo es ser intempestivo o contemporáneo. Nietzsche, Agamben, Cioran, Valente: ejercicios de admiración.

Negarse a ser nadie con alma de consumidor, que compra, contamina y paga; si deja de pagar es empujado a la muerte porque la vida es de los que pueden pagarla.

Escucho que alguien ha creado un negocio de referencia en la innovación, aplaudido en un congreso de emprendedores. Se trata de embotellar agua del mar, en plástico, por supuesto, y venderla por un euro el litro. El negocio se justifica porque se puede hervir el marisco con ella en los lugares en donde el mar no esté a mano. No miento. Avanzo mares desecados y costas paupérrimas con peces putrefactos sobre un lecho de arena con vómitos fecales. El mar se habrá ido a un lugar en el que lo pagaban mejor, se habrá privatizado y convertido en bien de consumo. Y habrá individuos incontrolables que no compren un litro de mar por un euro, pocos, pero si privatizamos el aire, también los tacaños (si no son extremadamente pobres) tendrán que respirar…

Juguemos fuera del tiempo. Y juguemos al entretenimiento. Jugar. Toda aspiración contemporánea es conducida hacia el entretenimiento, no hay nada mejor que hacer que entretenerse. En su lugar, deberíamos ocuparnos en no dejarnos morir.

No tengo tiempo para poder entretenerlo.

No.

No creo.

No tengo fe.

No quiero mentir.

Me emociona el florecimiento de las orquídeas.

Me emociona la imperfección de la línea horizontal.

 

Eva Valcárcel es profesora de la Universidade da Coruña. Ama el pensamiento y a los pensadores. Cuando estudiaba se sintió atrapada en la telaraña escéptica de Emil Cioran. Lo visitó en París cada año hasta su muerte. También después de muerto. Reverencia a Huidobro y a Valente. Y se siente afortunada porque cuenta cada año con la mirada hialina de jóvenes alumnos extraordinarios dotados por la perplejidad y el talento.

1 comentario

Archivado bajo Ensayo, H1